fbpx

Cómo vestir a tu vagina

La ropa interior puede humedecer el tejido vaginal y puede dificultar la respiración. Como resultado, la humedad queda atrapada, y esto puede cambiar el ambiente de la vagina y cambiar el equilibrio y el pH. Esto puede dar lugar a bacterias donde la levadura puede crecer, aumentando la tasa de infección.

Por lo que se trata de prendas muy importantes para mantener nuestra salud vaginal en perfecto estado al igual que  los productos que usamos para la menstruación o la higiene íntima femenina o nuestra alimentación.

Te contamos pautas a tener en cuenta:

Tirar la ropa interior a los 6 meses (aprox.)

Sabes cuando compraste las braguitas que llevas puestas ahora mismo? Seguro que ni te acuerdas. No prestamos atención a eso pero deberíamos renovar la ropa interior a los seis meses o al año (como mucho).

Lo más seguro es que estén algo estropeadas por los lavados y el uso pero lo peor no es eso. Lo peor es que hay decenas de miles de partículas corporales que pueden permanecer en nuestras prendas incluso después de levarlas y secarlas. Por lo que cuanto más viejas sean las braguitas, más probabilidades hay de que causen irritación no deseada como infecciones de orina o provocadas por levadura.

Huir de las fibras sintéticas.

Si te encanta la ropa interior sin costuras, tenemos malas noticias: tu vagina las odia.

La mayoría están fabricadas con fibras sintéticas y por eso pones en riesgo tu salud. Los tejidos derivados del petróleo no son transpirables por lo que atrapan la humedad aumentando las posibilidades de una infección bacteriana y conservan cualquier tipo de olor. Las más famosas son: nylon, rayón o viscosa. Cuando veas que tus braguitas están fabricadas con estos tejidos, evítalas!

Otro material a evitar es el poliéster ya que es prácticamente plástico.

El poliéster para quien no lo sepa, es un derivado del tereftalato de polietileno,por lo que se trata de un material sintético que está hecho de petroquímicos del petróleo crudo. Por si fuera poca información para rechazarlo, también está bien saber que cuando este material se enfrenta al calor o la humedad, tiene la tendencia a liberar gases de sus compuestos tóxicos en la atmósfera, es decir, en nuestro cuerpo.

Algodón orgánico, lo mejor.

El algodón normal es generalmente una mejor opción que los materiales sintéticos, como el nylon, el rayón y la viscosa, pero el sistema de fabricación convencional puede exponer al usuario a altos niveles de químicos tóxicos y carcinógenos.

En cambio el algodón orgánico certificado, al igual que los vegetales orgánicos, previenen el uso de tales productos químicos nocivos en la producción y tiene el beneficio adicional de ser mejor para el medio ambiente.

Es importante buscar una certificación de terceros, como el Estándar Global de Textiles Orgánicos (GOTS), ya que no todo el material de algodón se crea por igual.

Cuidado con las telas de bambú.

El tejido de bambú es cada vez más usado y conocido como alternativa ecológica, pero esta fuente renovable viene con un proceso químico pesado a sus espaldas. Cuando los troncos de los árboles se extruyen en un rayón suave y mantecoso, liberan sustancias tóxicas en el medio ambiente: ácido sulfúrico, hidróxido de sodio y disulfuro de carbono. Aunque es difícil saber si estas emisiones terminarán en tu ropa interior,es mejor prevenir. La única excepción es esa palabra clave importante nuevamente: certificado orgánico. Estos son probablemente más seguros y producidos con estándares más éticos.

La seda es una buena opción.

Si, si, tal y como lo lees. La seda es suave al tacto y, a menudo, una forma fácil de usar ropa interior sin mostrar arrugas. Es transpirable e hipoalergénica, gracias a sus propiedades naturales.

Se sabe que las cualidades inherentes de la seda evitan el moho, los ácaros y los hongos y, por lo tanto, ayudan a prevenir las infecciones vaginales. Si tienes una piel sensible e incluso el algodón es demasiado áspero para ti, este lujoso tejido asegurará que tu vagina esté hidratada y cómoda.

Aquí te hemos dejado diferentes opciones para prevenir infecciones o alergias. Volvemos a repetir para que quede clarísimo…la ropa interior, la alimentación y los productos que usamos para nuestra higiene íntima diaria o nuestra menstruación son los tres pilares para cuidar nuestra salud intima.

En Womaland lo sabemos, por eso nuestros productos son de algodón orgánico 100% certificado.

Hasta la próxima.

Share this post